Encuesta

Esta web la visitas para
 

Lista de videos

April
8
2007
Memoria: El reloj público de los betijoqueños
User Rating: / 0
PoorBest 
Rafael Argüello G.

Este reloj público ubicado en la torre sur de la iglesia de San Juan Bautista de Betijoque, fue inaugurado y puesto en servicio el día diecinueve de Abril del año de mil novecientos diez (19-4-1910) y constituyó uno de los actos oficiales de la programación que organizó el cabildo betijoqueño, para celebrar la efemérides de la fecha centenaria del movimiento precursor de la independencia. figuró como orador de orden en este acto, el general Melpómenes Méndez -cuyo hijo, de igual nombre- fue muchos años más tarde Gobernador del Estado Trujillo. En su actuación este meritorio betijoqueño, hizo una brillante exposición en frases alegóricas a la fiesta nacional que se celebraba y recalcando la importancia que tenía para la ciudad, el contar con un medio que señalase las horas de la comunidad.

En este tiempo la iglesia parroquial, era muy diferente, en lo que se refiere a su frontis mucho más sencillo que el actual, contaba con una sola puerta mayor que daba acceso a una especie de altozano que cala sobre el terreno donde años más tarde se construiría la plaza Bolívar, lucía una sola torre, la misma donde se encuentra el reloj, con la salvedad que solamente había sido construida con mampostería hasta cierta altura -donde hoy se encuentra instalado el reloj y su remate era de láminas metálicas terminadas en forma angular.

Este mecanismo relojero fue encargado a Alemania, a través de la casa importadora de Maracaibo denominada Breur Moller & Cia, y fue remitido a esta ciudad a través del Ferrocarril de La Ceiba hasta la estación de Sabana de Mendoza y de allí al lomo de las bestias de los arreros de Isnotú.

Instalado por un relojero alemán, empleado de la casa importadora, y cuyo nombre se perdió, lamentablemente en el olvido, tuvo un ligero tropiezo en su funcionamiento, cuando el relojero advirtió que la campana que daba las horas había llegado rajada y tuvo que ser enviada a la casa de Alamenia, para ser repuesta, de esta forma el reloj por algunos meses solamente cantaba los cuartos y las medias horas. Igualmente se encargó de su mantenimiento, aceitarlo y darle cuerda, el inolvidable bachiller Emiro Fuenmayor, que también dominaba el arte de la relojería . Así, era frecuente para los vecinos de la plaza ver al bachiller Emiro salir presuroso de su despacho secretarial del Concejo Municipal, para ir a subir las empinadas escaleras de la torre en labores de mantenimiento. Las campanas de este reloj tenían una sonoridad y alcance extraordinario, los viajeros que llegaban a la estación de Sabana de Mendoza y los que circulaban por el camino de Piedecuesta y La Trinchera, comentaban que los aires llevaban el sonido hasta ellos a lo que contribuía, indudablemente la paz y tranquilidad, que en aquella época reinaba en el ambiente.

Por largos años su mecanismo se mantuvo en perfectas condiciones, al bachiller Emiro le sucedieron varios relojeros que se encargaban de su funcionamiento y uno de sus últimos, lo fue el apreciado y recordado músico Rafael Rodríguez, por su parte la municipalidad mantenía todos los años en su presupuesto una partida para este fin, incluyendo alguna ayuda monetaria para el relojero. Pero a partir de los años de 1980, parece ser que a los señores concejales se les olvidó que había un reloj público que mantener, y a ello se agregó que el amigo Rodríguez a causa de su edad le hacía difícil subir por las inseguras y empinadas escaleras y lentamente, este reloj comenzó a derivar y finalmente a causa de la rotura de algunos de sus engranajes se paró definitivamente y así inmóvil, se mantuvo por varios años.

Pero en el año de 2002, apareció como un milagro de supervivencia y de amor al terruño, en la mano y acción de mi gran amigo y compañero de luchas por el gentilicio, me refiero al señor Luis Colmenares Lancher, quien de su peculio personal, sin escatimar gastos, emprendió en compañía del también meritorio relojero David García, la consecuente y difícil tarea de rescatar este reloj tengo conocimiento de la gran perseverancia que mantuvieron ellos para poner a funcionar este reloj, el amigo luis hasta la vecina república de Colombia hubo de trasladarse en procura de restaurar alguna parte del mecanismo, así como los inconvenientes que tuvieron que superar estos dos amigos para reponer uno de los grandes cristales que protegen las esferas, en este caso la que da sobre la calle San Juan ya que hasta su transporte fue dificultoso, a causa de su gran tamaño.

Para el amigo Luis Colmenares Lancher, compañero de mis luchas por nuestra ciudad y por la iglesia parroquial, a la cual servimos con desinterés y amor a Dios, mi profundo sentimiento de reconocimiento y gratitud por este pueblo que nos vio nacer, saludo que extiendo también al amigo David, que en cierta forma debe sentirse muy satisfecho, por haber trabajado activamente para recuperar uno de los símbolos de aquel Betijoque que figuró en el pasado siglo como uno de los primeros pueblos del Estado. Y a tu persona Luis, no olvides las leyes kármicas de la compensación.


Last Updated on Friday, 19 August 2011 19:09
 

Add comment

.::Betijoque.com::.. realiza una verificación del contenido de los foros cada vez que ingresas y das tu opinión. Sin embargo, TU ERES EL ÚNICO RESPONSABLE por todo lo que publiques en un foro determinado.
Visita nuestros términos y condiciones.


Security code
Refresh

Betijoque breve reseña

Amigos Facebook



Videos

Fotografías

Betijoque.com 2003-2011
Top
Copyright © 2017 betijoque.com.ve. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU/GPL License.
#fc3424 #5835a1 #1975f2 #c6c688 #da2542 #29783d